martes, 6 de diciembre de 2011

Haz lo que te de la gana, Daniel.

Odio que la gente sea tan bastarda a veces. A todo el mundo le pasa, es lógico, te peleas con alguien (mamá, novia, amiga, etc), comienzas a discutir lo indiscutible cuando sabes que no tienes la razón, y de repente ella (porque el 90% de las veces quien lo dice es una mujer) te dice:

AY, HAZ LO QUE TE DE LA GANA DANIEL.

Y yo pues me cago encima. 8 palabras y una onomatopeya. 

Te ponen en una posición horrible. Porque si no haces lo que ella quiere entonces tu te jodes, terminas como el malo, solo porque no quisiste quedarte en la casa. "Daniel el Ogro". Osea, si quiero salir, salgo.

Pero entonces si haces lo que ella quiere, y te quedas en la casa, es peor. Claro, si, te evitas el problema un rato. Pero y luego ¿Que? Luego te das cuenta de que tu orgullo está destrozado. ¿Por que? Porque te doblegaste ante una frase tan manipuladora como lo es "Haz lo que te de la gana."

No te pueden poner en una posición mas incomoda. O te jodes con ella, o te jodes contigo mismo. 

Si yo fuese presidente, prohibiría que las mujeres hicieran eso. A cuenta de que tienen una vagina creen que pueden hacer lo que quieren. No es así, señoras. Es injusto que ustedes con decir "Ñe" yo me tenga que joder. Están tan acostumbradas a que les halen los ovarios. Un día de estos, vale, un día de estos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario