jueves, 18 de octubre de 2012

¡¡¡Hipster!!!

Es hora de hacernos una pregunta, declaración, comentario, cosa.

HIPSTER. Tú conoces la palabra. Yo conozco la palabra. Y esta entrada trata sobre lo que opino de esta palabra, su uso, y la cultura de personas a quienes describe. Ahora, incluso a pesar de que el termino "hipster" describe algo muy específico, hasta un tipo de contra-cultura de personas que precede a los años 40', la cual, de hecho, filosóficamente, tiene mucho en común con el hipster moderno; diría yo que en estos tiempos este término se utiliza de manera muy liberal. Incluso puedes ir en este momento a Google y encontrar una definición enciclopédica del hipster moderno.

Con balas hablándote de un gran énfasis en la autenticidad, una actitud o estilo de vida despreocupado, y un cierto tipo de moda y amor por la musica underground.

Pero el problema yace en que la persona que utiliza este término no está parando a revisar el diccionario de definiciones para doble-chequear lo que significa, antes de usar la palabra.

En vez, cuando escucho a alguien decir la palabra Hipster, a mi, a alguien más, ya sea en linea o en persona; es un insulto. Es una calumnia cultural. Y me siento un pelo mal por aquella persona que utilice este término de esta manera, porque los sentimientos detrás de un uso como este, son usualmente bastante sucios.

Cuando alguien utiliza el término, lo hace para de-legitimar las preferencias de esa persona, ya sea en ropa, música, o estilo de vida.

Burlarse de alguien o etiquetar a alguien sólo por sus preferencias en un cierto estilo musical de una manera maliciosa, me parece bastante imbécil tonto. Especialmente cuando te das cuenta, e investigas un poco, que las preferencias musicales de una persona tienen muchísimo que ver con su: raza, edad, de donde vienen, su género, y básicamente todo su maquillaje genético en general.

Cagarse en el gusto de alguien utilizando una etiqueta de "un tamaño para todos", para mi, usualmente dice más sobre el insultador que sobre el insultado. Porque usualmente la palabra hipster es lanzada como un insulto hacia una persona quien está disfrutando de algo de lo cual el insultador no puede apreciar, entender o derivar alegría de.

Y la ironía más grande en el uso de la palabra hipster, (los hipster aman la ironía I'M KIDDING) es que es utilizada como insulto hacia aquellos que podrían ser considerados hipsters por personas más orientadas hacia la corriente principal. Lo que quiero decir es que ser "hipster" es relativo. Todo el mundo, incluyendote, es el hipster de alguien más.

Moraleja: No trates de convencerte de que tienes la autoridad de etiquetar a alguien de punketo, o de metalero, o de hippie, o de hipster, y luego arrojar a la basura las cosas que esa persona valora. Puede que hayas tenido una mala experiencia con un metalero esnob, o un elitista del hip hop, o un hipster vacio, pero no significa que todos dentro de esa subcultura son así. La estás cagando.

Y eso, estoy seguro de que muchos hemos usado la palabra hipster como insulto antes. Todo va a estar bien, el mundo no se va a acabar, it's cool bro. Aprendamos de esto, es tiempo de sanar. Vamos a olvidar todo esto, seamos nosotros mismos, y concentrémonos en ser las mejoras personas que podamos ser.

Nigger.

miércoles, 17 de octubre de 2012

I AM ENTITLED TO EVERYONE'S OPINION

En este mundo existen dos tipos de opiniones que importan.

Objetivas, y subjetivas.

Listo. Esto no es debatible. Tu opinión sobre un tema en específico puede ser objetiva, o subjetiva.

"La objetividad es la cualidad de lo objetivo, de tal forma que es perteneciente o relativo al objeto en sí mismo, con independencia de la propia manera de pensar o de sentir (o de las condiciones de observación) que pueda tener cualquier sujeto que lo observe o considere." -Wikipedia

"En la teoría del conocimiento, la subjetividad es la propiedad de las percepciones, argumentos y lenguaje basados en el punto de vista del sujeto, y por tanto influidos por los intereses y deseos particulares del mismo." -Wikipedia

Ahora que ya repasamos esto, vamos al tema principal.

El día de hoy hablaremos de Taylor Swift, porque aparentemente decir algo sobre ella que no sea "DIOS MIO ES PERFECTA", o se le parezca, es universalmente controversial. Y a mi me gusta lo controversial.

Como sabrán, el día de hoy, Miércoles 17 de Octubre del año 2012, salió ilegalmente en la internet una copia digital del "nuevo" álbum de Taylor Swift, RED. Ahora, un foro el cual yo frecuento muy a menudo, publicó un enlace a la descarga de este álbum, y propuso un "listenalong". Todos descargamos el álbum, y a cierta hora lo escucharíamos al mismo tiempo, en sincronización con los demás. Comentar, conversar, lo bueno y lo malo del álbum.

Es gracioso, porque este foro en particular golpea a la música que pueda ser considerada "mainstream" por algunos.

Pero a diferencia de muchos, en este foro se conoce la diferencia entre objetividad y subjetividad.

Opiniones dichas, insultos lanzados, risas a carcajadas, y fin. Ahí se acabó todo. Se acabó el álbum y todos consideramos que objetivamente el álbum carece de diversidad temática y musical, al punto de volverse aburrido. Sin embargo, es bastante "catchy" (como debería ser todo álbum de música Pop). Y aquí es donde entra lo subjetivo. A algunos les encantó, otros lo odiaron. Cuando alguien decía "Esto es música de plebeyos", se respondía "Los patricios también podemos disfrutar de un álbum Pop de vez en cuando y de cuando en vez". Fácil. Sencillo.

Marico, a mi me gusta que jode Damien Rice. Es uno de mis cantautores favoritos. Me parece que sus letras son increíbles e incluso admito que he llorado con algunas de sus canciones. Pero el tipo es un músico de mierda. El tipo es el arquetipo perfécto de cantautor sufrido y llorón. Hasta él mismo lo admite, en su canción Childish "I'm a stormy little singer/an unstable little swinger/With a big rip in the arsehole of my flares". Es posible --sin reprimir el romanticismo del todo-- tomar tu corazón roto y hacer que sea artístico, interesante, dinámico. Pero no, este tipo trae a la mesa un espectro de música sobreexcitado y acústico que se puede escuchar en cualquier café de aquí a Japón. El infinito wannabe de Bob Dylan, de Neil Young. Claro, tiene una voz excelente, y es un guitarrista muy capáz, pero su música es decadente y aburrida. No es nada nuevo. Es más de lo mismo. Y en mi opinion objetiva, ni O, ni 9 se merecen la popularidad que tienen.

Sin embargo, tengo la discografía completa de este tipo, B Sides, presentaciones en vivo, y todo lo demás. Sin embargo, sigo eskimofriends.com diariamente para saber cuando, si algún día, habrá un álbum nuevo, y no pierdo la oportunidad de ver un video de algun cover, o alguna canción inédita, aunque esté grabado desde un teléfono. Sin embargo, para mi O y 9 son obras maestras. Sin embargo, subjetivamente, Damien Rice es el mejor cantautor del mundo, y todos ustedes me lo maman en retrocruce ida y vuelta.

¿Ven lo que acabo de hacer? Acabo de criticar a un mismo artista de dos maneras. Sin sesgarme por mis propias opiniones, fui capáz de dar un recuento de lo bueno y lo malo, objetivamente. Porque sin importar cuanto me guste su música, cuando algo es malo, es malo. No hay doble-estándares. No hay "Tu opinión es tuya". Cuando algo es objetivo, es objetivo. Es final.

Pero no. El problema es que en esta sociedad indulgente está la regla de "lo que a mi me gusta es bueno y lo que a ti te gusta es malo". RED es un álbum soso, mediócre como mucho. Taylor Swift tiene una voz de primera, y sus capacidades como compositora son admirables. Pero como dije anteriormente, toda su música es monotemática. Siempre hablando de una relación, de un novio, de un rompimiento, un guayabo, una vaina. Sin variar del Pop o el Country. Es una artista de cartelera, con muchísimo talento, pero atada por las concepciones de la música como objeto de producción masiva. Esa es una opinion objetiva.

Ah, pero no, TAYLOR ES DEMASIADO HERMOSA EN LA VIDA ES MI IDOLO E SLA MEJOR CANTANTE DEL MUNDO QUIEN TE CREES TU UN EXPERTO DE LA MUSICA O ALGO MARICO OSEA ES TU OPINION PERO OBVIAMENTE ES LA MEJOR CANTANTE DEL MUNDO PORQUE YO LO DIGO PORQUE OBVIAMENTE SOY MAS INTELIGENT.

Aqui no se trata de quien es más inteligente, o de quien sabe más de música. Yo, en lo personal, subjetivamente no tengo opiniones sobre Taylor Swift. Es una artista más del montón, y si no vuelve a sacar un álbum más en su vida, la mia no sufriría mayor cambio.

Pero la gente no sabe tomar crítica. Ni objetiva, ni subjetiva. Al Venezolano le da arrechera que le lleven la contraria. Si a mi me gusta algo y a ti no te gusta, entonces obviamente tu gusto es de mierda y eres un maricón y yo soy mejor que tú. Si a mi me gusta algo y tú lo criticas, entonces eres un maricón que no sabe de lo que esta hablando y se cree más que los demás cuando no sabe un coño de la vida.

Putos, putos todos.

sábado, 15 de septiembre de 2012

I SAID I'D WRITE A BLOG POST ABOUT GRACE

AND SO I DID.

































SHE HAS NICE TITS.


























SHE'S ALSO A PRETTY COOL GIRL.



























 ACTUALLY, SHE'S AWESOME.



















like her tits. GET IT. 

-Daniel

sábado, 11 de agosto de 2012

De entre hipsters y otras barbaridades.

A mi me gusta el arte. Me gusta la cultura. Disfruto de estas cosas a un nivel muy personal, pues si bien hay gente que siente pasión por un deporte, por un juego, por un hobby, yo siento pasión por el arte.

Y más aún, me gusta no solamente por razones personales, si no también porque el arte y la cultura demuestran cierto nivel de evolución filosófica en una especie. Sin un "renacimiento" no seríamos nadie como raza, como especie, como sociedad.

Pero avanzamos.

La humanidad avanzó por el hecho de que fuimos capaces, como una sociedad, de "apreciar" cosas que van más allá de nuestro plano, que es muy contrario a "venerar". En una época donde antes de preguntar, se rezaba, por primera vez en la historia le buscábamos un significado al mundo, a la vida, al cosmos, a lo que nos rodea. Buscábamos algo más grande que nosotros mismos. Y eso era, es, y será siempre, símbolo de evolución. Símbolo de que madurábamos como especie. Símbolo de crecimiento. Símbolo de desarrollo.

Pero la evolución es como el mar, y así como existen mareas altas, existen mareas bajas.

Vivimos en una sociedad "dame". En una sociedad glotona. Queremos indulgencia. No queremos tener nada que ver con la creación del arte. No queremos tener nada que ver con nada. Y esto es algo que he tenido atascado en la garganta desde hace mucho tiempo.

La música está creciendo cada vez más en popularidad, porque nos "dan" las cosas que queremos, en vez de nosotros desarrollar una relación íntima con algo que no podemos controlar. ¿Eso es todo? ¿Queremos más música? ¿POPPIN'S BOTTLES IN DA CLUB SMOKE WEED ALL DAY ERRY DAY FOREVER YOUNG YOLO 420 NIGGAS? ¿Que las disqueras nos den lo que queremos, lo que tu cuerpo te pida? No lo sé.

Como pedir las INfamosas explicaciones del doctor en la obra maestra de Hitchcock, "Psycho". O la manera en la que los productores hicieron que Spielberg nos llevara dentro de la nave espacial en el re-lanzamiento de "Close Encounters Of The Third Kind". O como la innecesaria re-escritura de la historia de Sheldon, por Annie Wilkes, en "Misery". Pedimos más. La naturaleza humana hace que pidamos más de lo que nos gusta.

Tal vez está en nuestro ser el que se nos antoje más de lo que nos dan, pero también es nuestra responsabilidad decir no a ese tipo de indulgencia. Especialmente cuando esta indulgencia amenaza el propósito del arte.

"Daniel, ¿pero por qué estás molesto? )))):"

Porque yo me tomo estas cosas muy, muy en serio. Porque las etapas se queman. Y porque aunque no lo diga, incontables veces me he sentido profundamente ofendido cuando luego de ver frente a mis ojos una maravillosa obra de arte, a los ojos del público venezolano promedio quede simplemente como "marico estuvo normal, no sé, no me gustó el final. ):"

De que me digan "verga marico, no me gustó el final de Mass Effect 3, no supimos que pasó después ):"

De escuchar "marico quita tu música hipster, eso lo escuchas tú nada más, todo suena igual, todo es lo mismo."

Que bolas tienen ustedes, de verdad.

Porque no estamos satisfechos con lo que nos dan, fallamos en ver lo verdaderamente significativo en el arte. Ya el arte no es arte. Ya la música no es música. La gente no quiere opciones. Quieren la misma canción una, y otra, y otra vez. Quieren gula. Quieren ser mimados. Quieren indulgencia. Existe una palabra para ese tipo de entretenimiento, y se llama "pornografía". Y es perfecta para satisfacer tus impulsos carnales, así que ve a disfrutarla.

Sin embargo, la verdad es que la mayoria de las personas no se dan cuenta, o siquiera piensan sobre el tema. La música es algo que simplemente escuchan e intrinsicamente saben la respuesta. Es casi puramente visceral. Y tal vez eso es natural. Despues de todo, cuando el cerebro humano procesa la música, la mayoría del tiempo solo puede recordar/regurgitar la melodía primero, y por eso a menudo le damos un mal significado a las cosas. Es como las apariencias, vemos al mundo superficialmente, sin prestar atención a esos detalles tangibles.

Pero la verdad es que la melodía sola puede ser una cosa extrañamente vacía. La música necesita más que una melodía. Necesita suelo. Necesita sentimiento. Necesita resonar.

Lo que signfica que la música siempre es dependiente del entrejuego entre sonidos; un arreglo de diferentes notas, ocurriendo simultáneamente, que ultimadamente se combinan entre sí para volverse algo más denso y provocativo. Como las notas se combinan para hacer un acorde. Necesitas armonía para crear textura. Necesitas armonía para resonar.

El frontman de Weezer, Rivers Cuomo, se ha ganado una vida entera de gloria y fama porque es uno de los mejores escritores de melodías del planeta.

... Pero Matt Sharp era quien les daba armonía.

Y ahí es donde está mi punto. El venezolano promedio es feliz escuchando Island In The Sun. Felices con su Maladroit. Con su Make Believe. Con su Raditude. Con su Hurley. ¿Y Pinkerton? ¿Y The Blue Album? Olvidados en el tiempo, nisiquiera como joyas, si no como obras de maestría que no fueron de interes para nadie, por el simple hecho de que se salían del espectro de lo que llamamabamos (y llamamos) normal.

Y ahí es donde cae la monotonía. Cuando reemplazamos Arcade Fire por más Aerosmith. Cuando reemplazamos Joie De Vivre por James Blunt. Cuando reemplazamos a Lisa Hannigan por Lana Del Rey. Y se nos olvida de que existen cosas más allá de las bachaticas de la radio, o de las chatarritas de tu papá, o de adolescentes-adultos con el cuerpo lleno de tatuajes. Se nos olvida de que hay espectros musicales que nunca hemos explorado. De que hay un universo de música por conocer. De sentimientos. De letras. De sonidos. De armonías. De resonancia.

Pero te quedas en tu casa escuchando November Rain una y otra y otra y otra vez.

Pornografía.

Y no lo digo porque sean populares. La popularidad no tiene absolutamente nada que ver con la calidad. En épocas anteriores toda forma de arte era considerada cosa de todos los días. Y hasta en la radio se escuchaba Bohemian Rhapsody. Pero ahora no. 

Desde la muerte de Kurt, no hemos tenido un breakthrough musical. Desde los 90's, la música popular está muerta. Y Dios te salve de que digas que no te gusta alguna banda "mainstream", porque quedarás como un hipster por el resto de tu vida.

Y así vendrá el apocalipsis. No en forma de un meteorito, ni de una inundación, ni de que se abra la tierra en dos. Poco a poco el arte va a morir. Poco a poco nuestra capacidad de filosofar será reemplazada por pensamientos mustios y guturales. Y cuando vengan a ver, estaremos todos viviendo en cuevas, masturbandonos dos veces al día, comiendo carne de lo que sea, y sobreviviendo en la jungla.

Solo espero que para el ciclo siguiente, la humanidad pueda comportarse mejor ante este tema.

[disaster incoming]

miércoles, 6 de junio de 2012

La vida es bella.

Miren, yo les voy a echar un cuento.

Yo vivo en un pequeño pueblo, lleno de niños pubertos que quieren ser gangsters pero no les sale, y de gente que le tiene miedo a estos niños pubertos. Vamos a llamar a este pueblo "Chusmero".

Hoy salí a Chusmero, principalmente a acompañar a dos amigas, llamemosles "Cristina" y "Mercedes", quienes tenían que hacer un par de diligencias en el centro de tan pintoresco pueblo como lo es Chusmero.

Todo esto es bastante irrelevante, pero a una historia hay que darle algo de fondo, algo de sustancia. No desesperes, que ya viene lo bueno.

Una de estas diligencias consistía en que Mercedes debía buscar los resultados de un par de exámenes médicos que había solicitado su madre hace unos días. Algo normal, común, corriente. Pero esta insignificante diligencia cambió mi vida para siempre.

Regresando del centro de este activo pueblo, pasamos por el pequeño laboratorio médico donde solicitamos los resultados de los exámenes. La disposición espacial de aquella pequeña oficina era muy poco ortodoxa, pero era entendible, debido a los altos niveles de criminalidad en este alegre pueblo. Disponía de una reja de metal, cerrada con llave, que protegía todo lo que adentro de la oficina había. No obstante, estando insatisfechos con este revolucionario sistema de seguridad, los arquitectos de tan pequeña oficina decidieron colocar una pared, para cubrir los utencilios de laboratorio.

Para mejor entendimiento, aquí está un diagrama de la oficina, hecho por mí, luego de más de 9000 horas en MS Paint.


A este punto, es necesario introducir un nuevo personaje a la historia; la mujer que estaba de turno esta hermosa tarde, a quien nos vamos a referir como "Titty Monster".

De inmediato, al ver a Titty Monster, es fácil notar el por qué de su Alias. Tenía un muy generoso par de glándulas mamarias. Era fácil imaginar cuan cómodo sería dormir en ese celestial par de almohadas de carne.

Pero suficiente sobre las tetas de la señora.

Justo luego de Mercedes dar el nombre y apellido de su madre, Titty Monster entra a la puerta señalada en la ilustración, hacia el espacio misterioso y desconocido. Yo creo que ahí tienen esclavos asiáticos escribiendo los resultados de los exámenes a mano.

Inmediatamente, al ella desparecer de vista, yo comencé a comentar sobre lo maravilloso que sería tomar ese par de SABROSAS TETAS   y ARRANCARSELAS CON UN RASTRILLO PARA LUEGO COMERMELAS EN SALSA CARBONARA. h.

El tiempo pasó, y luego de unos minutos, Titty Monster regresó del limbo hacia el mundo de los mortales de nuevo, y mientras le entregó los papeles a Mercedes, dijo una frase que cambió mi vida para siempre. La simplicidad de este comentario movió mis concepciones sobre la vida, y sobre todo lo que yo creía que era bueno.

"La gente cree que ahí dentro no se escucha lo que dicen afuera."

Tomó algo de tiempo para que se adentrara en las profundidades de mi cabeza, para ser digerido por mi encéfalo. Mientras volteaba para regresar a casa de Mercedes, logré ver su cara por un segundo. La cara de Mercedes, sorprendida, asustada, estupefacta de lo que acababa de escuchar, me hizo caer en cuenta.

La mujer había escuchado sobre mis deseos sexuales hacia sus senos.

En este momento, un remolino de sensaciones invadieron mi cuerpo. No sabía si sentirme apenado, avergonzado, sorprendido, si me debía lanzar de un edificio, o si debía volver y disculparme.

Pero luego de unos momentos sentí la sensación más satisfactoria del mundo: Orgullo.

Y en ese instante pensé: Le acabo de alegrar el día a esa mujer. Es decir, no todos los días alguien se expresa sobre tus atributos de la manera en que yo lo hago. Y mucho menos logran escuchar cuando lo hago. Ese momento debió ser mágico para esta pobre muchacha.

Si le hubiese dicho fea, se hubiese ofendido. Si me hubiese metido con metido con su madre, se hubiese ofendido. Pero el punto es que me estaba buceando, y ella lo disfrutaba.

Desde ese  momento, decidí que más nunca pervertiré a las mujeres en voz baja. Compraré un megáfono, y de hoy en más, gritaré a todo pulmón "MALDITA, COMO TE ARRANCARÍA ESAS NALGAS CON LOS DIENTES."

Y así, el mundo será un lugar mejor.